Categorías
Historias

Creadora de convites

Ayudar es una emoción muy bonita porque uno siente que los logros de la comunidad también son los de uno. Desde que uno les pueda colaborar ahí estoy.

Beatriz Cossio

Lugar de origen: Andes, Antioquia.

Ancestros: Andes, Antioquia.

Lugar donde vive actualmente: Aguas Frías, parte alta – Altavista

Organización: JAC – Aguas Frias Parte Alta – CCCP

Altavista: Participación de una comunidad unida.

Casa: La casa son dos, mi hogar y mi sede. Para mi la casa se convirtió en un grupo de personas que nos encontramos y trabajamos, y nos sentimos muy orgullosos de todos.

Aire-Agua-Tierra-Fuego: Significan todo lo necesario para vivir. El agua, porque ha sido difícil tener ese servicio para muchas personas.

Memorias

Vengo de un municipio que se llama Andes Antioquia. Desde hace 28 años vivo en Altavista en la parte rural de Aguas Frías, parte alta.

Mi niñez fue muy hermosa, toda de campo. Desde pequeña, a los 5 años nos enseñaron a abonar, sembrar café, mantener los prados de las fincas desyerbador por nosotros, porque mis papás eran campesinos agregados y así los ayudábamos.

Cuando era niña, madrugábamos por la yuca y el plátano. Teníamos trabajos con responsabilidad de hombres: ayudábamos a garetear, y a alimentar a todos los trabajadores de la hacienda que eran entre 70 y 80 trabajadores, recorriendo distancias de hasta 3 horas de camino.

Luego me casé a los 18 años.

Cuando llegué a Altavista conocí a las personas que trabajaban en la sede de la Junta. Me parecía tan lindo ese trabajo, tener un liderazgo, trabajar para una comunidad, el sueño mío era ese. Yo me decía: “¡Eh,! depronto más adelante me convierto en una líder”.

Mi esposo sufrió un accidente, entonces me salí de trabajar.

Hubo un grupo, del cual se recuerda mucho a don Fauner, don Jorge, doña Alba…que se conformó para la creación de una junta de acción comunal, y en ese entonces, a cada rato me invitaban, pero yo no me sentía preparada. Cuando un día vinieron hasta aquí, a mi casa, y me dijeron que me necesitaban un momentico en una reunión en la parte baja, que no nos demorábamos. Entonces les dije yo iba por no hacerles el desprecio pero que no me comprometía en nada. Resulta que cuando llegamos al lugar la gente comenzó a aplaudir y a decir “¡Bienvenida la presidenta!” Y yo miraba para atrás, y yo decía, “pero cuál es la presidenta”, y resulta que la presidenta era yo. Y yo les dije, “venga pero es que yo no quiero todavía”, pero ellos me dijeron, “Beatriz, la vamos a acompañar, la vamos a ayudar”. Para nosotros fue algo muy difícil tener esta junta, entonces por eso era el susto, el miedo. Hasta que yo me dije: “¡Eh todo en la vida se aprende lentamente, uno se empuja para lograr esto o aquello!”. Y sí, desde ahí llegó.

Fue algo muy lindo. Cuatro años de mucha participación de la comunidad, a nivel de convites. Este año estamos sí muy quietecitos. Hemos trabajado mucho con los niños, y conformamos un club de vida de 50 personas, que ahora tiene al menos 38 personas, porque algunas ya han fallecido.

Altavista ha sido olvidado a nivel de municipio. Hemos realizado peticiones, y no hemos sido escuchados.

Afectos

Desde que yo tenga que ir a la sede, me voy desde las 8:00 a.m., me organizo, me entrego a una junta, se hace limpieza y se organiza lo que se haya que organizar. Van personas que nos colaboran. Me encanta ver la sede y el corregimiento limpios y ordenados.

Ayudar es una emoción muy bonita porque uno siente que los logros de la comunidad también son los de uno.

Pienso en algo que se ha pedido durante 4 años y no nos han dado solución, algo tan sencillo como es la conexión a Internet para la comunidad. Estamos a 10 minutos de la ciudad y no hemos podido obtener ese servicio. En eso pienso mucho en este momento, y en que metería toda la energía para que este servicio llegara a nuestra comunidad.

Juegos

Me mantenía mucho con el club de vida compartiendo experiencias y haciendo la gimnasia. Pero todo está suspendido por la pandemia.

Sueños

¡Ay tan bueno! Añoro la niñez, y haber podido tener más oportunidades.

Deseo que se cumplan todas las metas que nos propusimos en esta junta, y que estos niños, estos jóvenes tengan una juventud libre, y fuera de todo riesgo.

COVID-19 Hemos estado trabajando lentamente como JAC porque tenemos que hacer las elecciones, pero desde la casa.
Me he sentido afectada más que todo en la salud, porque estoy muy quieta, tengo problemas de la columna y los pies, entonces no he podido ayudar a la comunidad como lo hacía antes. Aquí la gente ha sufrido mucho por el empleo y en separaciones de hogar debido a la falta de recursos económicos.

Desde que uno les pueda colaborar ahí estoy.